Mis primeros días en el EMBA

“El pasado jueves 28 de enero arrancamos en Madrid los valientes que nos hemos apuntado a esta aventura que es el EMBA. Profesionales de distintos perfiles, experiencias y expectativas con una meta en común: sacar el máximo partido a un programa que promete sacar lo mejor de cada uno de nosotros.

Tras las presentaciones y las primeras sesiones con el Profesor Sepúlveda, en las que tratamos temas de estrategia empresarial, comenzamos una interesante experiencia para, por primera vez, ponernos a prueba como grupo. Este sería el primer paso para poder dejar de llamarnos grupo y llamarnos equipo, una vez fijados unos objetivos comunes.

Durante la semana siguiente estuvimos preparando algunos casos que “discutimos” durante las sesiones del fin de semana siguiente, de nuevo con el Profesor Sepúlveda. Era, para la mayoría, la primera toma de contacto con el método del caso. Una nueva forma de adquirir conocimiento, mediante el intercambio de impresiones y opiniones. Personalmente, creo que es un método ideal para que el conocimiento, acumulado durante años por cada compañero, “fluya” entre nosotros. El profesor actúa como un director de orquesta, guiando al grupo hacia el objetivo final del caso, que en general se encamina a normalizar una forma de pensamiento crítico constructivo y rara vez a una solución final e inequívoca.

El EMBA promete, el equipo promete y las expectativas entre los compañeros son máximas.

Hemos comenzado un viaje de conocimiento teórico y práctico, pero sobre todo un viaje para llegar a conocernos mejor a nosotros mismos, enfrentarnos a nuestros miedos y salir de tan lejos de nuestra zona de confort como el tiempo y nuestras propias limitaciones nos lo permitan.

El EMBA de ESADE como un programa que nos prepara para poder llegar a ser directivos responsables, es decir, con capacidad de respuesta. Me gusta pensar que esa respuesta que se espera de nosotros no sea simplemente acertada, sino acorde a unos valores que permitan a las empresas en las que trabajemos crecer, pero también mejorar sustancialmente el entorno en el que desarrolla su actividad, que incluye a sus empleados, proveedores, clientes y accionistas. Los directivos del mañana debemos tomar decisiones encaminadas en este sentido, transmitiendo la idea de que si no hubiéramos estado allí, la empresa podría haber ido mejor o peor, pero desde luego nadie podría hacer creado un entorno más competitivo, transparente y de colaboración constante del que nosotros creamos.

Espero realmente poder interiorizar bien estos principios y ponerlos en práctica día a día con cada decisión que esté en mano, por muy pequeña o irrelevante que ésta sea.

Si alguien nos necesita, puede contar con absolutamente todos nosotros, absolutamente todos los viernes y sábados, haga frio o nieve, en ESADE MADRID.
Un abrazo y ¡mucha suerte a todos!”

Escrito por Jesús Martínez Gil, participante del EMBA Madrid 2016.

Related posts:

Carrer Opportunities, Desarrollo Directivo, Leadership, Teamwork | , , , , ,

Deja un comentario

El email no se publicará

*

*

*

You can use these tags and attributes HTMl: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*